Categorías

Calabacín relleno de gambas

09/02/2018· Recetas

En Clínica Figursan os traemos una nueva y exquisita receta, perfecta para seguir con tu actividad diaria con el aporte necesario de nutrientes, calabacín relleno de gambas.

Este plato, está cocinado con una base de verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante todo el año, y se suele servir como segundo plato, aunque esto puede variar dependiendo del hambre que tengamos y de la cantidad de comida que haya a mayores ese día.

Ingredientes para 2 personas

  • 1 calabacín grande
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla pequeña
  • ½ pimiento rojo
  • 1 zanahoria
  • 6-8 gambas peladas
  • Sal, perejil
  • Pimienta blanca o negra(pizca)
  • ½ yogur natural y desnatado
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cuña de queso curado o semi


Preparación

Se lava el calabacín, se cortan las puntas, se parten por la mitad y cada mitad se abre al medio, se pone a cocer en poco agua con sal en una tartera, cuando esté se reserva en un recipiente apto para el horno, lo suficientemente grande para colocar el calabacín uno al lado del otro.

Quitamos la pulpa del calabacín con una cuchara sin llegar muy abajo para no romper la piel, ésta se añadirá al sofrito siguiente:

En una sartén se pone el aceite y los ingredientes picados, en el orden que se citan arriba, se deja cocinar durante 15 ó 20 minutos. Con esta mezcla se rellena la piel del calabacín que tenemos reservados, se le ralla por encima queso curado (poca cantidad) y se gratina 5 ó 10 minutos y listo.

Información Nutricional

3g. de proteínas, 2g. de hidratos y 6g. de grasa por cada 100g.

El calabacín es un alimento con un bajo valor energético gracias a su riqueza en agua. Además, es fuente de diferentes vitaminas y minerales, así como de sustancias de acción antioxidante. Está compuesto sobre todo por agua e hidratos de carbono y su consumo supone un aporte moderado de fibra.

Las gambas y la merluza incorporan al plato proteínas. Ambos productos son poco grasos. Las gambas contienen, además, colesterol y purinas, mientras que la merluza es rica en minerales como el potasio, el yodo, el fósforo y el magnesio.

Contacta con Clínica Figursan si quieres conocer más recetas saludables.