Categorías

Come sin prisas

01/02/2018· Servicios

Vivimos en un mundo caótico y tan globalizado que apenas hay tiempo para el descanso. Las jornadas laborales ocupan gran parte de nuestro tiempo diario y, en muchas ocasiones, impiden reslizar tareas básicas del día a día como puede ser comer.

En Clínica Figursan queremos hablar sobre la importancia de saber comer sin prisas, algo fundamental para la buena digestión y la alimentación sana, pero que en muchas ocasiones se hace demasiado complicado de conseguir.

¿Cual es la razón para comer despacio?

La primera razón por la que debemos comer despacio es porque de esta forma disfrutamos más nuestro plato, percibimos mejor los sabores y asociamos el momento de comer a un acto placentero, relajado. Pero además, hay otras muchas razones para comer despacio.

Al comer más lento nos permite controlar mejor las cantidades, y de paso tener mayor sensación de saciedad, lo que nos permitirá llevar un mayor control del peso corporal.

Además, si comemos lentamente, nuestro cuerpo recibe en mejores condiciones los alimentos, sin estrés, resalizando plenamente a la digestión, así se favorece el proceso digestivo y se previenen molestias posteriores.

Comer despacio nos permite aprovechar el acto de comer no sólo para ingresar alimentos al organismo, sino también, para socializar, para despejar la cabeza del trabajo u otras preocupaciones, y disfrutar de un buen momento.

¿Qué significa comer lentamente?

A veces puede parecer que comemos lentamente cuando estamos mucho tiempo sentados en la mesa, ya sea solos o acompañados, pero esto no tiene por qué estar ligado al propio acto de la ingesta.

Comer despacio implica realizar una comida, ya sea desayuno, almuerzo, merienda o cena, en un mínimo de 20 minutos. De ser posible, lo aconsejable sería dedicar un tiempo de al menos 30 minutos a una comida completa.

Consejos para comer más despacio

- Mastica bien la comida, concéntrate y pausa cada bocado, eso controlará tu ingesta.

- Utiliza bien los cubiertos, no tengas prisa

- Procura comer sentado en la mesa y no de pie

- Come sin distraerte. Puedes hablar e interactuar, pero no olvides que es tu tiempo para comer.

¿Quieres saber más consejos saludables?

Contacta con Clínica Figursan y deja que te asesoremos.